jueves, 22 de noviembre de 2012

Les comparto un tesoro

Buscando unos documentos, encontré esta carta que para mi marido y para mí representa un verdadero tesoro. Una carta que por si misma vale una vida como padres. 

Hace más de seis años, cuando estábamos completando el proceso para poder adoptar a nuestra nena, tuve que buscar tres cartas de recomendación que nos avalaran como personas. Tenían que venir de tres adultos o de tres matrimonios, que pudieran adjuntar una identificación oficial a la famosa carta, que nos conocieran de mucho tiempo atrás y nos pudieran avalar como personas honorables, etc.

Junto con mi marido, repasamos a nuestros conocidos pensando en quién sería nuestra mejor opción. Una tarde veníamos en el coche hablando del tema, cuando nuestro hijo, que entonces tenía 13 años, nos dijo que él quería escribirnos una carta. Yo le expliqué que necesitábamos cartas de adultos, etc, y él ya no insistió. En la noche, encontramos sobre la mesa del comedor la carta que aquí les comparto. Ya imaginarán nuestra emoción. En el DIF, institución mexicana que se ocupa de los asuntos relacionados con la niñez y la familia, la carta causó sensación. Fue LA CARTA. Nos dijeron que no necesitaban más recomendación que la que nuestro propio hijo nos daba.

La leo y releo y vuelvo a emocionarme como el día que la encontramos en la mesa del comedor.
Yo quiero recomendar a mis papás porque son muy buenos papás. Siempre me han dado prioridad en todo, para ellos los hijos son lo más importante, tanto su educación como su salud. 
Ellos me quieren muchísimo, y ahora que vino Mónica, me di cuenta de que ellos la quieren muchísimo. Mis papás siempre se han desgastado por darme lo que necesito: educación, diversión, salud...
Son estrictos cuando se requiere, pero cuando no, son muy buena onda. A nosotros nos encantaría que Mónica viniera a vivir con nosotros, porque ya nos hemos encariñado con ella, y ella con nosotros.
Carlos

Hasta la fecha me sigo preguntando qué entendía mi hijo por desgastarse!!



5 comentarios:

  1. ¡Qué carta más bonita!es un recuerdo para toda la vida.Un beso

    ResponderEliminar
  2. Así es Marina, son momentos para atesorar. Un besote, aquí estoy siguiendo muy de cerca cómo vas con tu chiquilin.

    ResponderEliminar
  3. Oh...qué buena recomendación, las más perfecta de todas...la más profunda y realista y verdadera...Qué bien saber que es eso lo que piensa tu hijo de tí...magnifico!!Gracias por compartir algo tan personal y maravilloso!!!
    Mei

    ResponderEliminar
  4. Gracias Itsaso y Mei. Así lo consideraron en el DIF, que no necesitábamos más recomendación que ésta. Besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita y tus comentarios!!